Jornada#4. Disciplinar la disidencia, resistir las resistencias.

 Disciplinar la disidencia:

Tal como se ha observado recientemente el aparato punitivo se muestra implacable contra los movimientos sociales, los grupos disidentes, las protestas. El monitoreo de la población es constante y las personas enjuiciadas aumenta junto con el descontento de gran parte de la población. La prisión en estos casos puede devenir tanto una herramienta para desactivar y disciplinar  los movimientos sociales, como para reeducar y normativizar las subjetividades disidentes.

Resistir las resistencias:

En este apartado proponemos debatir sobre las posibles formas en las que se instrumentaliza el arte en la cárcel, ya sea para que la institución se publicite como menos severa o para que sirva como plataforma del discurso hegemónico capitalista  y sus mecanismos de acumulación de capital simbólico, tal como ya lo habían señalado Pierre Bourdieu y Hans Haacke en su libro-diálogo entre la sociología y el arte contemporáneo crítico Libre-échange. Partiendo de las obras de arte de los artistas que han trabajado en la línea de un arte político/crítico reflexionaremos sobre cómo se puede resistir a esta instrumentalización.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s