Primer Acceso. Plataforma para la reflexión, la crítica y la resistencia.

Primer Acceso es un espacio colectivo de reflexión, crítica y acción creativa entorno al hecho carcelario.  Nace de la idea de que ni la existencia de las fuerzas del orden ni de sus aparatos represivos y disciplinarios elimina las injusticias sociales  y  por ello nos preguntamos cuál es su papel en la producción y reproducción de éstas.

España se sitúa tras USA y UK en proporción de presos por nº de habitantes (159 por cada 100.000 habitantes en 2012), países aquellos a los que han llegado a definir cómo “Estado Penitenciario”. Esto no es fruto de una alta tasa de delincuencia en el Estado Español, sino de políticas de control social que criminalizan ciertas prácticas y ciertas poblaciones enmarcadas sobre todo por la pobreza o la disidencia. Este uso monopolizado de la fuerza para el mantenimiento de un orden socioeconómico determinado tiene unos impactos sobre los sujetos, los grupos y la sociedad.

Las cárceles, además, parecen haber caído en una crisis ideológica al convertirse más en aparatos incapacitadores antes que en medios para la reinserción. Sus formas de disciplinamiento son obsoletas para un mundo en el que la fábrica ha dejado de ser central y la reincorporación a la vida social no puede estar basada en la capacitación laboral.

La prisión, asimismo, como institución total tiene unos efectos sobre el cuerpo y la psique de quienes la habitan. La privación de libertad, de control sobre tiempo y espacio, la imposibilidad de relaciones afectivas, la restricción sensorial, la sobremedicación…  y otras prácticas carcelarias llevan a algunos teóricos a hablar de Tortura Blanca en algunos casos. Este poder disciplinario impacta distinto sobre los sujetos y se muestra de forma diversa según construcciones de género, etnicidad, edad, estatus laboral y otras.

Al tratarse de una relación de fuerzas desigual, se convierte en violenta. Lo es en tres aspectos: a nivel institucional, a nivel de los sujetos y a nivel simbólico. Dentro de estos niveles podemos encontrar también resistencias de los sujetos, de los grupos y de la sociedad. Algunas se  articulan desde las artes ya que éstas ofrecen la posibilidad de crear espacios de libertad y de reflexión en que se abren brechas al sistema penitenciario y sus métodos de represión y disciplinamiento.  A través de un arte crítico, que interrumpe el discurso hegemónico y que elude su instrumentalización, nos acercamos a las narrativas de quienes viven en propia piel el encarcelamiento resistiendo a las imágenes estereotipadas y reificadas de la persona presa.

Primer Acceso es una plataforma para compartir y difundir los conocimientos sobre las temáticas esbozadas. La  programación de una serie de jornadas corre paralela a la  coordinación de un libro y a la producción del blog. Al tratarse de un espacio transdisciplinar, cuenta con la colaboración de profesionales y académicos de las ciencias sociales y las artes, entidades  y personas en situación de privación de libertad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s